El Colon Irritable
Síntomas, causas y tratamientos

Los probióticos y el síndrome del colon irritable

Seguramente, sabes sobre lo beneficioso que puede ser el consumo de determinados alimentos fermentados, especialmente los yogures y otros productos lácteos, ya que poseen bacterias con las que se protege el sistema digestivo. En realidad, estas se llaman probióticos, y ayudan al tratamiento de trastornos como el Síndrome del Intestino Irritable o Síndrome del Colon Irritable.

Cualquier ser humano, puede tener en su Sistema Digestivo, desde 500 a 2000 especies distintas de bacterias, lo que se conoce como Flora Intestinal. Un 95% de estas son vistas como benéficas, destacando los lactobacilos (Lactobacillus) y las bifidobacterias (Bifidobacterium).

 

Ambos tipos de bacterias, ayudan a descomponer las proteínas y los carbohidratos para que el organismo pueda absorberlos. Además, ayudan a sintetizar las vitaminas B1, B6, B12 y la vitamina K. Con las vitaminas que se mencionaron del complejo B, el Sistema Nervioso y los intestinos funcionan debidamente. Mientras que la vitamina K, ayuda a que suceda el proceso de la coagulación de la sangre y la generación de los glóbulos rojos. Asimismo, estas bacterias ayudan a que el organismo asimile minerales como el calcio (que contribuye a la formación de los huesos, la coagulación de la sangre y la contracción de los músculos) y el magnesio, que regula las hormonas y las neuronas.

 

Por otro lado, con la flora intestinal se combate a agentes nocivos que pueden causar algún problema al sistema digestivo y regula el crecimiento de las células ubicadas en el colon para evitar enfermedades infecciosas y diversos tipos de cáncer. Y dentro del tracto digestivo, se disminuye la posibilidad de problemas como el estreñimiento, la diarrea, la inflamación y los dolores abdominales.

Lo que se debe tener presente, es que la flora intestinal es muy susceptible a ser alterada, ya sea por el uso sin cuidado de diversos medicamentos, los altos niveles de estrés y una alimentación pésima. Por ende, lo más recomendable es el consumo de alimentos con una buena variedad de probióticos, para que garanticemos un óptimo estado de salud, acompañado de una dieta balanceada y saludable con alimentos prebióticos, cuyas cualidades radican en la proliferación y desarrollo de bacterias probióticas.

 

Consulte también: Nuevo probiótico i3.1 para el tratamiento de transtornos digestivos


eXTReMe Tracker